COMUNICACIÓN SOCIAL


ACG423 - 2. ORIENTACIONES Y DIRECTRICES

2.1. Presencia en las redes Sociales[1]

Padre Filiberto GONZÁLEZ
Consejero General para la Comunicación Social

Introducción                             doc   pdf   zip
Las redes sociales[2] son un nuevo estilo de comunicación. Se usan prioritariamente para intercambiar experiencias y opiniones, para encontrarse con amigos y estar en contacto con los conocidos, en una sociedad cada vez más Internet - conectada.

Su rol llega a ser indispensable en la realidad de muchas personas e instituciones, pues permiten conocer gente y lugares nuevos, enterarse de eventos y sucesos de modo inmediato, entrar en diálogo y crear grupos con diversos objetivos y funciones.

Vía Facebook, Twitter, Youtube, Instagram, MySpace, LinKedin, Whatsapp y muchos otros medios sociales, se crean vínculos con personas de tantos lugares del mundo que no hubiera sido posible ni imaginar hace pocos años. Con un solo click podemos enterarnos instantáneamente de lo que sucede a miles de kilómetros de distancia.

De esta manera, las plataformas en línea traen grandes ventajas para los usuarios que se convierten en consumidores y en productores de información, porque están prácticamente al alcance de todo el mundo. En las redes sociales todos los usuarios son creadores, protagonistas, simultánea y permanentemente visibles.

Debemos reflexionar sobre nuestra presencia y participación, sobre el cambio cultural y relacional que han introducido[3], sobre el uso que hacemos de las redes sociales. Las redes aportan grandes beneficios, pero al mismo comportan riesgos para las personas y para la institución si no sabemos convivir en ellas, si no las manejamos adecuadamente. La tecnología no es mala o buena, forma parte de la cultura, por ello hemos de comprender y de aprender sus lenguajes, sus ventajas y sus límites[4].

Estas directrices son para todos los salesianos y laicos colaboradores en las obras e instituciones que hacen referencia a cada Inspectoría y Visitadurías de los Salesianos de Don Bosco[5].

La Congregación Salesiana y las redes sociales[6]

Hoy día decir Web 2.0 supone básicamente dos cosas: “En primer lugar, el usuario de la red pasa de ser un consumidor de contenidos a participar en la construcción y elaboración de los mismos.  En segundo lugar, la Web 2.0 es una plataforma, no es la red social en sí misma”. A su vez, permite crear un espacio de trabajo colaborativo y participativo que rompe con anteriores modelos jerarquizados y unidireccionales de enseñanza aprendizaje, de producción y creación de conocimiento, de comunicación e información.

Para los Salesianos de Don Bosco (SDB) y sus colaboradores laicos, la Web 2.0 es una oportunidad para estar presentes, para difundir los valores del carisma y de la Institución salesiana, para entrar en contacto con tantas personas, especialmente jóvenes y educadores que pueblan las redes sociales. A través de ellas podemos ser multiplicadores del mensaje y misión de Don Bosco[7]. Hoy las buenas ideas y los valores personales e institucionales se pueden poner en común con todo el mundo con un click. Por supuesto que no es cuestión automática, tienen que ser presentados con lenguajes actuales, en momentos oportunos y con la modalidad y la tecnología adecuadas. No todo medio ni toda modalidad es adecuada para todo contenido, para toda información o para toda comunicación, si se desconoce este principio elemental, se puede perder el tiempo y banalizar el mensaje.

A muchas personas que ven los perfiles de los salesianos y de sus colaboradores laicos en las redes sociales, les cuesta distinguir entre sus identidades, su trabajo y sus vidas privadas. Salesianos y colaboradores son vistos no sólo como individuos, sino como representantes de Don Bosco y de la Congregación Salesiana. Por tal motivo es muy importante ser conscientes de que existe una línea muy delgada entre el derecho fundamental de libertad de expresión y la relación de pertenencia, casi de representantes, a la Congregación Salesiana.

Cualquier comentario, expresión o imagen individual, puede ser interpretada como muestra de lo que los salesianos del mundo creen, piensan o hacen. De allí la gran responsabilidad al habitar y usar las redes, cuya privacidad es muy diversa de la que se mantiene en las relaciones sociales físicas, en tiempos y espacios físicos. Es muy importante saber usar el tiempo y el espacio digital, pues allí convivimos y nos hacemos visibles a todas las personas, de modo especial a aquellos adolescentes, jóvenes y adultos, para quienes somos un referente importante en sus vidas.

En esta nueva realidad digital, que crea sus propios conceptos de presencia, relación, información y trabajo, la Congregación Salesiana utiliza estos canales de comunicación para:

  • Colaborar en la misión evangelizadora[8] de la Iglesia Católica ofreciendo información sobre los eventos más importantes y sobre los mensajes del Papa.
  • Posicionar la Congregación Salesiana como una comunidad religiosa de consagrados fundada por Don Bosco, para una misión evangelizadora y educativa en favor de los niños, adolescentes y jóvenes de los ambientes populares[9].
  • Informar sobre las actividades de la Inspectoría, sus sectores y sus obras (escuelas, parroquias, oratorios, misiones, centros de acción social, empresas y productos de comunicación, etc.)[10].
  • Transmitir una imagen positiva de nuestra misión en modo transparente, auténtico, moderno.
  • Mantener una actitud de aprendizaje constante intercambiando conocimientos y experiencias del trabajo diario, de acuerdo a los objetivos y valores de la institución.
  • Animar a conocer a Don Bosco, a la Congregación y a la Familia Salesiana para participar en sus proyectos, extendidos por 130 países del mundo[11].
  • Poner a los adolescentes,  jóvenes, educadores y padres de familia en contacto con nuestras ideas, propuestas y acciones, ofreciéndoles la oportunidad de participar de modo concreto y corresponsable de acuerdo a su estatus.
  • Acompañar, como hacía Don Bosco, siendo “asistentes” de adolescentes y jóvenes[12] en el mundo virtual.
  • Proporcionar subsidios pastorales, espirituales, sociales y culturales que favorezcan la formación de la Familia Salesiana y de las personas interesadas[13].
  • Ser un punto de referencia y de intercambio para muchas personas interesadas en temas juveniles, educativos y sociales desde la perspectiva de Don Bosco.

Algunas líneas guía

Las siguientes líneas guía[14] tienen como objetivo ofrecer algunas recomendaciones para el uso seguro y rsponsable de las redes sociales, para aprender y saber compartir y relacionarse éticamente en Internet.

  • Presencia en redes sociales: identidad y responsabilidad

Las nuevas tecnologías y las redes sociales del siglo XXI están borrando las fronteras entre la comunicación profesional y privada. Ciertamente es una decisión personal identificarse en el perfil privado como miembro de la Congregación Salesiana o como trabajador en alguna obra de los Salesianos de Don Bosco. Sin embargo, su identidad en cuanto salesiano consagrado, colaborador laico, debe ser reconocida por terceros ya sea amigos, conocidos y colegas, por su transparencia, autenticidad y responsabilidad y lo mismo por quienes están fuera de estos círculos.

Por lo tanto los SDB, trabajadores y los colaboradores laicos de nuestras obras que tienen un perfil en las redes sociales deben:

  • Tener un perfil identificable con sus funciones, sus tareas y su misión en alguna obra.
  • Aceptar ser responsables de la información que comparten, de los comentarios que generan, de las fotografías y vídeos que colocan. El mundo de la red no borra ninguna información, imagen o video emitido.
  • Tener mucho cuidado con sus afirmaciones e intervenciones para no alentar rumores, dejar verdades a medias o sembrar sospechas, entre otros.
  • Comprometerse a corregir las declaraciones equivocadas o las indicaciones contradictorias, igual las fechas, lugares y fuentes, cuando sea necesario. Es de personas maduras reconocer fallos.

2.         Presencia en las redes sociales: comunicación de contenidos

Las redes sociales son espacios públicos de comunicación, por ende, lo publicado es potencialmente visible para todas las personas e implica riesgos tales como la distribución involuntaria de información, pero también ofrecen la posibilidad de un intercambio directo y rápido.

Por lo tanto los salesianos, trabajadores y colaboradores son invitados a:

  • Apoyar el trabajo de la Congregación Salesiana, compartiendo el contenido que se distribuye a través de los canales oficiales, abriendo espacio a la opinión y crítica objetiva y constructiva.
  • Tomar parte en las discusiones llevadas a cabo en los canales oficiales de los Salesianos de Don Bosco, donde puede contribuir con su experiencia, conocimiento y opinión.
  • Ofrecer ayuda o dar consejos pastorales, así como estar abiertos al diálogo y al intercambio de información. Si la solicitud está más allá de su experiencia y capacidad, debe indicar a qué personas competentes se pueden dirigir, teniendo presente que si la información ofrecida no es la adecuada, puede dañar la imagen y la labor educativa pastoral de la Institución.
  • Aceptar amistad y conexiones con otras instituciones sociales o personas que pueden contribuir a generar un espíritu de solidaridad, pero tenga cuidado de no hacer click demasiado rápido en el botón «me gusta», «no me gusta», o entrar en relaciones con otras personas antes de observar su perfil y puntos de vista, ya que podrían ir en contra de las convicciones o de los valores de la Institución.
  • Compartir contenidos (mensajes, imágenes o vídeos) que sean acordes a su vocación o función dentro de la Institución, que sean de buen ejemplo para los niños, adolescentes y jóvenes para quienes trabaja. Ellos, al igual que sus padres y sus colegas, pueden ver su perfil y los contenidos que comparte, por tal motivo evite las imágenes que no sean coherentes con su vocación o función y que puedan prestarse a malos entendidos.
  • Antes de compartir o divulgar algún contenido en las redes sociales, es importante comprobar las fuentes y la veracidad de las informaciones. No es ni ético ni educativo compartir contenidos falsos. Las personas confían en nosotros y nos consideran como fuentes fidedignas.  Tenemos el deber de ser responsables.
  • Preservar el derecho del autor: para compartir o divulgar contenidos que no sean los suyos, es necesario mencionar el autor o al menos la fuente donde los copió.
  • Superar la tentación de publicar y visualizar los problemas personales y los conflictos con otros (especialmente en el muro de Facebook o similares).
  • Conocer y proceder en conformidad con las normas legales vigentes en el propio país cuando intercambie contenidos, especialmente con niños y adolescentes.
  • Tener presente que todo contenido pornográfico es moralmente inaceptable en la Congregación y es ilegal, por tales motivos toda publicación de este material queda prohibido.
  • Evitar que los lectores puedan sacar conclusiones equivocadas. Es aconsejable evitar declaraciones políticas.
  • Presencia en las redes sociales: relaciones respetuosas con los demás

Como parte de la Iglesia católica, los SDB y laicos colaboradores que trabajan con la Congregación Salesiana, aun teniendo formas diversas de pensamiento, deben expresarse de manera cortés, veraz y respetuosa hacia los demás. El «estilo del Sistema Preventivo»[15] debe estar presente en los mensajes y en los medios elegidos para darlos a conocer, asegurando que contengan las siguientes características: proactividad y prudencia, optimismo y realismo, innovación e interdisciplinariedad, ética y profesionalidad. Para nosotros es importante que, tanto en la realidad física como en la virtual, sin dejar de ser claros en nuestra postura, respetemos a quienes piensan diferente.

Por lo tanto, esto requiere:

  • Ser tolerante y abierto a otras opiniones.
  • Utilizar en el caso de los debates polémicos un estilo de lenguaje equilibrado y sereno que manifieste estima.
  • Mantener la calma y ser objetivo, incluso si los argumentos que otros presentan no son  convincentes.
  • Respetar lo que para nosotros o para otras religiones es sagrado.
  • Ser consciente de que en las plataformas en línea no hay lugar para la difamación, la violación de los derechos humanos, la intolerancia, el desprecio al color de piel o al origen de nacimiento o cualquier otra cosa que pueda dar lugar a malentendidos en este sentido.
  • No provocar discusiones ni involucrarse donde las haya; si se ve envuelto en alguna permanezca sereno, sea objetivo y abierto al diálogo. Sea el primero en pedir disculpas cuando se equivoca.
  • Mantenerse alejado del lenguaje y de los mensajes irónicos, pues fácilmente encienden las pasiones y crean polémica.
  • Presencia en las redes sociales: problemas y confidencialidad

La obligación de confidencialidad y discreción también se aplica a las redes sociales. Por lo tanto:

  • Toda la información interna, que forme parte de los datos institucionales protegidos, no puede ser publicada.
  • La información reservada y los datos personales, no deben ser parte de la discusión pública en las redes sociales.
  • Respete la privacidad de todas las personas, por tanto no se hagan públicos los defectos, los errores o los problemas laborales y familiares.
  • En caso de descubrir o ser testigo de delitos, acuda a las autoridades pertinentes.
  • En caso de incertidumbre antes de una publicación, póngase en contacto con su supervisor, delegado para la Comunicación Social o, si fuera necesario, con el Inspector.
  • Presencia en las redes sociales: seguridad, derechos y obligaciones

Se hace necesario actualizarse sobre el uso de las redes sociales. No olvidarse que los contenidos como las imágenes, los vídeos, la información del perfil y los comentarios, son potencialmente visibles para todas las personas y que algunas aplicaciones de Internet tienen acceso a sus datos. Es un hecho que cualquier tipo de publicación que realice se convierte en un elemento de su personalidad virtual.

Por lo tanto:

  • Preste cuidadosa atención al perfil personal y profesional.
  • No difunda demasiados datos personales en público.
  • Compruebe la configuración de “seguridad y confidencialidad”.
  • Antes de crear un perfil, lea atentamente los términos y condiciones de su red social. Si hubiera algún problema con la aplicación, póngase en contacto con el delegado de Comunicación Social.
  • Respetar los derechos de autor aplicando siempre la siguiente regla: solo utilizar archivos, imágenes, gráficos, música o videos de los que se tengan los derechos de autor.
  • Si publica imágenes, debe pedir autorización a quien aparece en la foto. Si hay niños y adolescentes, posiblemente requiera además la autorización por escrito de su mentor. Los formularios de solicitud pueden pedirse al delegado de Comunicación Social.
  • Si desea utilizar las redes sociales como plataforma para establecer contactos de trabajo, incluyendo la imagen de la Congregación, hable primero con su superior.
  • Las inspectorías y las respectivas obras de los SDB deben seguir los manuales de diseño corporativos y las reglas para el uso del logotipo de la Inspectoría y de los Salesianos de Don Bosco.
  • Las personas pertenecientes en cualquier grado a la Institución, que hagan uso inadecuado de las redes sociales y los medios de comunicación, serán responsables moral y legalmente en primera persona de sus acciones.

Las actividades de las Inspectorías de los Salesianos de Don Bosco en los medios de comunicación están dirigidos y coordinados por los Delegados de Comunicación Social bajo la supervisión del Inspector.


[1] Carta del PAPA FRANCESCOal P. Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de los Salesianos, en el Bicentenario del nacimiento de San Juan Bosco: Como Don Bosco, con los jóvenes y para los jóvenes,24.06.2015: “Señalo en particular dos tareas que nos llegan hoy del discernimiento sobre la realidad juvenil: la primera es la de educar según la antropología cristiana en el lenguaje de los nuevos medios de comunicación y de las redes sociales, que plasma en profundidad los códigos culturales de los jóvenes, y por lo tanto, la visión de la realidad humana y religiosa …”.

[2] Con la expresión redes sociales hacemos referencia a todos los contenidos y a las plataformas de Internet, que permiten a los usuarios intercambiar información y contenidos, como fotos, vídeos, historias, experiencias y opiniones.

[3] Sistema Salesiano de Comunicación Social, Líneas Orientativas para la Congregación Salesiana, Editrice SDB, 2a Edizione, Roma, 2011, p. 9.

[4] Cfr. Capítulo General XXVI de los Salesianos de Don Bosco, N° 99, 109; Cfr. La Formación de los Salesianos de Don Bosco, Ratio Fundamentalis Institutionis Studiorum, Tercera Edición, Roma, 2000, N°141.

[5] Este documento, en su estructura y en su contenido, está inspirado en las líneas guías adoptadas en la Inspectorías Salesiana del Alemania (GER), y ha sido revisado y enriquecido por todos los Delegados para de la CS y el Consejo General.

[6] Cfr. DON PASCUAL CHÁVEZ, “Con el coraje de Don Bosco. En las nuevas fronteras de la Comunicación Social” Actas del Consejo General, 390.

[7] Cfr. Capítulo General XXVII de los Salesianos de Don Bosco, N° 25

[8] Cfr. Constituciones de la Sociedad de San Francisco de Sales, art. 6

[9] Ibid, art. 2, 43

[10] Cfr. La Formación de los Salesianos de Don Bosco, Ratio Fundamentalis Institutionis Studiorum, Tercera Edición, Roma, 2000, N°71

[11] Cfr. Capítulo General XXVI de los Salesianos de Don Bosco, N° 11

[12] Cfr. Constituciones de la Sociedad de San Francisco de Sales, art. 39

[13] Cfr. Dicasterio para la Formación y Dicasterio para la Comunicación Social, “Elements for the Formation of Salesians in Communication”, Salesianos de Don Bosco, Roma, 2015.

[14] Esta versión está inspirada en la Deutsche Bischofskonferenz, conferencia de obispos alemanes, los «Lineamientos de medios sociales para los colaboradores de la Iglesia» y las líneas guía para el uso de social medios para los miembros del personal de la Deutschen Ordensobernkonferenz e.V. (DOK), y las normas para el uso de los medios sociales en el Deutscher Caritasverband. Además, se hizo referencia a las “Orientaciones sobre los Medios de Comunicación Social" de la Comisión de la ciudad de Berlín y la Cruz Roja Austriaca.

[15] Cfr. Constituciones de la Sociedad de San Francisco de Sales, art. 20, 38